Casa LUZ

Sobre el proyecto

María nos trajo esta pequeña vivienda en el corazón del antiguo barrio de Sants. Pertenece a la familia desde 1919!!! una planta baja con 51 metros de superficie más 8 metros cuadrados de patio trasero. La vivienda estaba subdividida en 8 pequeñas estancias (hace 100 años las necesidades eran otras), muy poca luz natural debido a las divisiones interiores, humedades en todas las paredes y suelo, instalaciones de luz y agua en mal estado.

Los requisitos del proyecto fueron los siguientes:

  • Eliminar las humedades
  • Redistribuir la vivienda para obtener salón, baño, cocina, dormitorio con cama de matrimonio y una zona de estudio
  • Mantener la zona de patio interior
  • Respetar la esencia del edificio

Nos encantan los retos y nos pusimos manos a la obra con el proyecto, tras unas semanas de trabajo, presentamos a María el proyecto CASA LUZ, una propuesta que rompió el planteamiento que María llevaba… “¿dónde habéis puesto la cocina? Anda! ¿el baño lo situáis aquí? Qué espacioso se ve todo y ¿estos materiales? no se me habría ocurrido nunca…” desmontar los tópicos de estructura espacial es algo que nos pone muy energéticos somos conscientes que en un primer momento podemos descolocar a nuestros clientes y que sean reticentes a ciertos cambios.

 

Distribución

La vivienda tiene dos muros de carga que dividen el espacio longitudinalmente y transversalmente. Respetamos estos muros y sus aperturas, antiguos accesos a estancias y ventana. Buscamos el máximo aprovechamiento de luz natural, evitamos espacios angostos y establecemos un nuevo organigrama funcional. Acceso, salón, cocina y comedor son un único espacio estructurado en forma de “T”, hemos hecho permeable el muro divisorio entre salón y zona de estudio. El baño, con luz natural, está en un distribuidor interior en la zona de estudio y dormitorio, hemos instalado un altillo en la zona de estudio ya que el techo de la vivienda nos permite el doble uso en altura de parte del espacio. Reorganizamos el patio aprovechando la antigua cubierta, situando bajo ella, la zona de lavadora y cuarto de limpieza

 

Humedades

La humedad existente en toda la vivienda era por capilaridad, para solucionar dicho problema, eliminamos los antiguos enyesados de paredes dejando al descubierto la estructura de los antiguos muros, zonas con piedra, argamasa y muros con ladrillo de baja cocción. Esta fase de ejecución de obra es fantástica porque nos encontramos como ha ido cambiando la estructura de la vivienda desde hace más de 100 años, el muro del salón que linda con la escalera comunitaria es un “libro de historia”. El 80% del ladrillo y piedra han quedado vistos, se les ha aplicado un látex de fijación consiguiendo una textura que nos aporta calidez. El 20% restante ha sido tratado con mortero monocapa blanco, el área de cocina es dónde más blanco hemos utilizado, con el objetivo de multiplicar la luz.

En el suelo aplicamos aislante térmico de alta densidad, sobre este una solera de hormigón autonivelante y finalmente colocamos un grés porcelánico tipo tarima de roble rústico. El resultado ha sido óptimo en estética y confort.

Finalmente y con el fin de conseguir eliminar al 100% la capilaridad en todos los muros hemos cambiado su polaridad. Palabras de María “Ahora entro en casa, no huele a humedad y no hay ese ambiente enganchoso que se adhiere a todo. Una maravilla!!!”

 

Acceso a la vivienda

El acceso a la vivienda se efectúa directamente desde la calle. Queríamos recuperar el máximo de luminosidad para el interior de la vivienda sin perder confort en aislamiento térmico y acústico, así mismo una sustancial mejora en la seguridad debido al tipo de perfilería y vidrios utilizados. Conseguimos la ganancia en todos los aspectos instalando un nuevo cerramiento realizado con carpintería de aluminio negro mate (perfilería reforzada internamente) y los vidrios aislantes de alta seguridad.

 

Materiales

En este proyecto hay ciertos elementos que hemos conservado y que nos aportan un gran valor estético

  • Aprovechamos y reconstruimos los antiguos techos de cañizo
  • Aprovechamos las antiguas puertas molduradas
  • Reconvertimos el antiguo fregadero de cocina en el nuevo lavabo
  • Recuperamos la obra vista y la piedra

Los nuevos materiales que hemos incorporado han sido madera, gres hidráulico, gres porcelánico, mortero monocapa y metal negro mate. Aplicamos los materiales para que se refuercen visualmente unos con otros obteniendo un conjunto armonioso y acogedor.

 

 

Superamos con creces el objetivo fijado por María y ahora ella disfruta de CASA LUZ. Mil gracias!!!!

Antes

Categoría
Viviendas